lunes, 17 de octubre de 2011

Canciones rusas, gitanas y gitanas rusas


Si no lo es ya, la música gitana de Rusia debería ser Patrimonio de la Humanidad. Todo el mundo conoce "Ojos negros", un innegable clásico universal, pero hay vida más allá de esa canción. Empecemos con "Gypsy street", una de las maravillas de Loyko de su álbum Gypsy times for Nunja. Creo que cantan en romanó. Por lo menos eso espero, porque no entiendo ni papa.


Hermosa y tristísima, la siguiente es una balada popular cosaca. No es gitana, pero como ya tenía el vídeo montado, pues lo cuelo aquí y no pasa nada. Está interpretada por el grupo ucraniano Iva, que me hizo el favor de quitar en esta versión los versos más difíciles de traducir.


    Черный ворон

Черный ворон, черный ворон
Что ты вьешься надо мной
Ты добычи не дождешься
Черный ворон, я не твой

Что ты когти распускаешь
Над моею головой?
Иль добычи себе чаешь?
Черный ворон, я не твой!

Полети в мою сторонку,
Скажи маменьке моей,
Ты скажи моей любезной,
Что за Родину я пал.

Отнеси платок кровавый
Милой любушке моей
Ты скажи - она свободна
Я женился на другой

Черный ворон, черный ворон
Что ты вьешься надо мной
Вижу смерть моя приходит
Черный ворон весь я твой
Черный ворон, черный ворон

Negro cuervo
Negro cuervo, negro cuervo
¿por qué das vueltas sobre mí?
¿acaso esperas a tu presa?
Negro cuervo, yo no seré tuyo

¿Por qué extiendes tus garras
sobre mi cabeza?
¿Estás desesperado por conseguir tu presa?
Negro cuervo, yo no seré tuyo

Vuela a donde están los míos
y dile a mi madre,
dile a la que más quiero
que he caído por la Patria.

Llévale entonces a mi amada
mi pañuelo ensangrentado,
y dile que ahora es libre,
pues me casé con otra.

Negro cuervo, negro cuervo,
¿porqué das vueltas sobre mí?
veo mi muerte que se acerca,
negro cuervo, soy todo tuyo.

La verdad es que la siguiente cantante, Valentina Ponomareva, no es una de mis preferidas, debido a su excesiva querencia a engolar la voz y hacer gorgoritos. Por eso me encanta este tema, porque por una vez Ponomareva vence sus malos hábitos y canta con una voz de niña gamberra que dan ganas de subirse con ella a una caravana y cruzar la estepa hasta Vladivostok.
La letra de la canción, que no me apetece traducir del inglés, romanó puro y duro.




Nane tsokha, nane gad,

Me kinel mange yo dad!
Syr vydtjava palorom,
Me kinel mange yo rom!
Dado, kin mange chenya,
O chenya sumnakune.
Na kinesa o chenya,
Na beshava dro chaya!
Zageyom me drey da sado,
Zriskirdyom me tzveto,
Prekirdyom ke les shero,
Te kames miro ilo.
Nane tsokha, nane gad,
Me kinel mange yo dad!
Syr vydtjava palorom,
Me kinel mange yo rom!
I’ve no sweater, no blouse,
My father can buy them for me!
If I get married,
My husband can buy them for me!
Daddy, buy me earrings,
Earrings of gold.
If you won’t buy the earrings,
I won’t stay a maiden!
I went into a garden,
I picked a flower,
I fixed it to my head,
So you would want my heart.
I’ve no sweater, no blouse,
My father can buy them for me!
If I get married,
My husband can buy them for me!

Ahora, una voz impresionante, ronca, apasionada, con aroma a vodka y tabaco. Se trata de otra ilustre gitana petersburguesa, Lida Goulesco, que, para mi gusto personal, fue la más grande representante de este tipo de música. Desgraciadamente, y a diferencia de Loyko o Ponomareva, de Goulesco circulan poquísmas canciones por internet, pero las pocas que hay son maravillas como ésta.


Y si queréis verla en acción, aquí tenéis. No sólo una grandísima voz, sino un magnetismo y carisma que sólo tienen los elegidos. ¡Dónde está la caravana, que me voy!





Y ahora, la guinda. No os lo perdáis, porque os va a encantar. El gran Yul Brynner, a la guitarra y cantando con enorme talento, junto a su amigo Aliosha Dmitrievich, una de las leyendas de la música gitana de Rusia.
Su amistad se remontaba a los años 30, cuando se conocieron en un cabaret parisino al que solían acudir los emigrantes rusos. Una noche actuaba allí Dmitrievich con su familia, y Brynner, que era de madre gitana (y llegó a ser Presidente Honorario de la Unión Romaní Internacional), quedó maravillado por una cultura, la suya, que apenas conocía. Ni corto ni perezoso, se puso a aprender guitarra y no tardó en ser él mismo quien actuara en cabarets. 
Que lo disfrutéis.


7 comentarios:

  1. Muy bueno este post. Fascinantes los videos, y las letras, ¡incluso el bigote de Yul Brynner!

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Jorge. Me alegro de que te hayan gustado. A Lida Goulesco la conocía, pero sus vídeos los he descubierto al escribir la entrada, y son, en efecto, maravillosos. No puedo dejar de escucharlos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Mi gratitud hacia ti, Batboy, no hace más que acrecentarse. Estoy en deuda contigo, tanto por las ventanas que nos abres a la literatura como por estas deliciosas clases de ruso.

    ResponderEliminar
  4. Me vas a subir los colores, Ricardo. Además, esto no tiene ningún mérito: con música como ésta, nada es más fácil que contentar al personal.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Muy interesante. Gracias.

    ResponderEliminar
  6. muchas gracias niño vampiro este material es una verdadera pasada¡ lo he compartido y te he citado para que todos vean tu info. Si puedes colgar libros y materiales sobre esto te lo agradecería.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ana, me alegra que te haya gustado.

      A lo mejor algún día de éstos preparo otra entrada con más vídeos, pero la verdad que es que libros, no se me ocurre ninguno.
      Saludos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...